Quién soy?

Mi nombre es Raúl Hernández,
Tengo 38 años, compañero de mi pareja y padre de dos hijos. Trabajo como director comercial de una multinacional danesa.

Gran aficionado al deporte desde pequeño, jugador de baloncesto en mi juventud.

Una vez retirado del deporte colectivo, surgió mi afición por la montaña. Llegando a hacerme un deportista multidisciplinar, siempre que el desarrollo se diera en el medio natural.
Varias carreras de montaña, con preferencia por la larga distancia, ciclismo, mountain-bike, esquí de montaña o alpinismo eran mis nuevas aficiones.

Tossa d’ Alp 2.537 m.


El éxito profesional, escondía una vida personal más que cuestionable. Casado con 2 hijos. Mi ajetreado ritmo de vida, viajes de lunes a viernes por España y el extranjero, no facilitaban la conciliación familiar y por supuesto tampoco el desarrollo de mi pasión, el deporte de resistencia en la montaña.


En 2019, el pico de mi estrés laboral me llevó a ser diagnosticado por un síndrome denominado “burn-out”. En 2020, una vida con el deporte como eje vertebrador ha dinamizado todo lo que me rodea. Familia, deporte y trabajo son los pilares en los que sustento mi presente y en los que avanzo hacía una madura y completa vida.